Diez puntos para entender el porqué decimos "Lee lo que quieras, pero lee"

  • La lectura hoy va más allá de los libros. Por eso, nuestro propósito es reconocer las múltiples plataformas y soportes desde los cuales se puede efectuar el acto de leer... desde una revista impresa hasta un teléfono inteligente; desde un libro hasta una tableta.
  • Cualquier momento es bueno para leer lo que nos gusta. Queremos que la gente lea cuando no le toca, donde quiera y como quiera.
  • Le hablamos a los que leen poco, a los no lectores y a los que no reconocen que lo son. Por eso nos distanciamos de los mensajes tradicionales alrededor de la lectura y proponemos un concepto que atraiga su atención de una manera fresca, llamativa y contemporánea. "Lee lo que quieras, pero lee".
  • Para la campaña no hay buenas o malas lecturas. Queremos romper con la visión sacralizada de la lectura a la que sólo pueden acceder unos pocos. Buscamos que la gente sepa que también está leyendo cuando mira el horóscopo y no sólo cuando toma un libro de literatura clásica.
  • Cuando decimos "Lee lo que quieras, pero lee" apuntamos al reconocimiento de todas las lecturas: aquellas que se realizan en tiempos de ocio, las fragmentadas, las académicas, las netamente funcionales o de carácter profesional... ¡todas son válidas!
  • Entre más leemos más queremos leer. Un contenido nos lleva a otro; un texto invita a profundizar más sobre lo que se lee; un autor nos puede dejar entusiasmados al punto de querer conocer más sobre su obra. Con esta campaña queremos que la gente reincida en la lectura.
  • Sugerimos contenidos diversos. Valoramos nuestras grandes obras y a nuestros escritores insignes, a la vez que reconocemos las nuevas escrituras y los nuevos talentos.
  • El hábitat de esta campaña es, fundamentalmente pero no de forma exclusiva, el escenario digital y nuestro propósito es interactuar en este con un público joven. Sabemos de la importancia que tienen para las nuevas generaciones y que es allí donde invierten buena parte de su tiempo.
  • Nuestra ambición es ampliar el concepto de lectura y contribuir a la creación o fortalecimiento de un hábito alrededor de ella.
  • Más allá de las polémicas, queremos liderar una propuesta incluyente, distinta, atractiva. No tenemos la última palabra sobre la lectura, pero sí creemos que con un mensaje consistente y sostenible podemos romper paradigmas en torno al acto de leer.

Basado en el texto: Metodología común para explorar y medir el comportamiento lector de Roberto Igarza

Lee
lo que
quieras,
pero
lee.